Los préstamos a tu sociedad: Un arma de doble filo para tus impuestos.

 

¡Ojo!, a diferencia de la mayoría de los préstamos, cuyos intereses tributarán dentro de la base imponible del ahorro a un tipo máximo del 25%, existe el riesgo de que parte de los intereses que provengan de un préstamo a una sociedad vinculada con el socio o administrador, sean considerados dentro de la base imponible general, a un tipo máximo del 49%. Además, esta circunstancia puede ir cambiando año a año a lo largo de la vida del préstamo.

También hay que destacar que dicho préstamo deberá realizarse según los tipos de interés del mercado, por lo que, aunque se haya firmado un préstamo sin intereses, el socio deberá declarar los intereses que le hubieran correspondido en un préstamo a un tercero.

CONSEJO: Antes de proceder a realizar un préstamo a tu sociedad, analiza bien las consecuencias fiscales del mismo, ya que podrías tener otras alternativas de financiación mucho más rentables. Además, tendrás que comprobar anualmente qué parte de tus intereses tendrás que declararlas en la renta general o del ahorro.

Si quieres estar seguro de estar declarando bien tus préstamos a tus sociedad vinculadas o quieres formalizar tu préstamos, cuenta con ELKAR ASESORES.